El uso legítimo de la fuerza pública

Lic. Hugo Martínez Montoya


¿Qué son los Derechos Humanos?

En un aspecto meramente legalista, los Derechos Humanos son el conjunto de prerrogativas inherentes a la naturaleza de la persona, cuya realización efectiva resulta indispensable para el desarrollo integral del individuo que vive en una sociedad jurídicamente organizada. 
Estos derechos, establecidos en la Constitución y en las leyes, deben ser reconocidos y garantizados por el Estado. (http://www.cndh.org.mx/Que_Son_Derechos_Humanos).

¿Qué es la Dignidad Humana?

Se puede definir como “La excelencia que merece respeto o estima”. Es el caso de una persona que ocupa un alto rango o un puesto elevado y posee una dignidad, lo que exige a los demás una respuesta particular, pero esto no le hace acreedor a una mayor dignidad que el resto, ya que ésta es igual para todos los seres humanos, sin importar su condición o puesto que desempeñe. De ahí que deba existir una relación entre dignidad humana y los derechos del hombre. (Vid. Williams, Thomas, Fundamentos de los Derechos del Hombre y el Principio Rector del Bien Común).

Entonces la Dignidad solo se considera que la posee el ser humano, no así cualquier otro ente, por eso se le denomina "Dignidad Humana". Con lo anterior, es menester reconocer que todos los seres humanos somos iguales, aún cuando es preciso mencionar que los seres humanos somos desiguales respecto a nuestra naturaleza, osea tenemos diferencias en nuestra fisonomía, costumbres, hábitos, etc., pero somos iguales en la medida en que todos somos portadores de una dignidad común, y por encima de todas las diferencias que nos individualizan y nos distinguen unos de los otros, es decir, todo ser humano posee dignidad sin importar la condición en que se encuentre, agregando a lo anterior, debo decir que la dignidad humana debe ser auto-asumida  por cada uno de nosotros y para que eso sea posible es muy importante que las demás personas, ya sea de su entorno, ciudad, pais, etc., le reconozcan tal dignidad, esto porque de no ser reconocida seria difícil para una persona que ha sufrido ciertos agravios indignos asumir tal dignidad.

¿Qué es la Fuerza Pública?

Anteriormente hablamos de Dignidad Humana, pero, ¿que relación existe entre dignidad y la fuerza pública?, es importante decir que la fuerza como instrumento de controlar, someter y por ende agraviar física, psicológica o de cualquier otra forma logra hacer que la dignidad se lesione, es por eso que la fuerza pública es y debe ser el instrumento “legítimo” (justificación del poder como instrumento idóneo del ejercicio del poder político) mediante el cual los Integrantes de las Instituciones Policiales hacen frente a las situaciones, actos y hechos que afectan o ponen en peligro la preservación de la libertad, el orden y la paz públicos, así como la integridad y derechos de las personas, a fin de asegurar y mantener la vigencia de la legalidad y el respeto de los derechos humanos. (Artículo 266 de la Ley del sistema estatal de seguridad pública).

Max Weber decía que el Estado, en aras de mantener el orden, es el único instituto político legítimamente facultado para ejercer la coacción física.

Cualquier uso de la fuerza fuera del Estado es ilegítima.

Los Principios básicos sobre el empleo de la fuerza y de las armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley prescribe que la labor de los servidores públicos encargados de hacer cumplir la ley constituye un servicio social de gran importancia.

Los servidores públicos encargados de hacer cumplir la ley desempeñan un papel fundamental en la protección del derecho a la vida, la libertad y la seguridad de las personas.
El Artículo 21 párrafo 9° de la CPEUM nos hace alusión a que los funcionarios o servidores públicos encargados de hacer cumplir la ley son garantes de la seguridad pública, la cual tiene como fines salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz públicos, el Estado delega estas responsabilidades en las Instituciones públicas y referidos funcionarios.

El Código de Conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, en su artículo 1°, prescribe que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley cumplirán en todo momento los deberes que les impone la ley, sirviendo a su comunidad y protegiendo a todas las personas contra actos ilegales, en consonancia con el alto grado de responsabilidad exigido por su profesión.

En el desempeño de sus tareas, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán y protegerán la “DIGNIDAD HUMANA” y mantendrán y defenderán los Derechos Humanos de todas las personas. (Articulo 2°Código de Conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, adoptado el 17 de diciembre de 1979).

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley podrán usar la fuerza sólo cuando sea estrictamente necesario y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas. (Articulo 3°Código de Conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, adoptado el 17 de diciembre de 1979).

El maestro Hermann Heller hace alusion que …ninguna organización autoritaria puede asegurar su poder y su ordenación exclusivamente con su aparato coactivo…

Existen medios que pueden sustituir el empleo de la fuerza y de las armas de fuego, los cuales son:

1.La solución pacifica de los conflictos,
2.El estudio del comportamiento de las multitudes,
3.Técnicas de persuasión,
4.Negociación y
5.Mediación

(numeral 20 de los principios básicos sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley)

Niveles que deben observarse en el uso de la fuerza pública

1 er nivel:

Disuasión
Consiste en la simple presencia física visible de unidades de la “corporación policiaca”.

(Directiva que regula el uso legitimo de la fuerza por parte del personal del ejercito y fuerza aérea mexicanos, en cumplimiento del ejercicio de sus funciones en apoyo a las autoridades civiles y en aplicación de la ley federal de armas de fuego y explosivos, publicada en el Diario Oficial de la Federación el día 23 de abril de 2012).

2do nivel 

Persuasión

Las acciones que de manera inofensiva desarrolla el integrante de la “corporación policiaca”, mediante instrucciones verbales, para conminar al trasgresor de la ley, a que desista de su conducta.

3er nivel 

Uso de la fuerza no letal

Se emplea para controlar a una persona o personas en los casos de resistencia no agresiva o agresiva.

4 to nivel 

Uso de la fuerza letal

Se emplea solo en los casos de resistencia agresiva grave o en los que el trasgresor amenace al personal de la “corporación policíaca”, con arma de fuego u otro objeto que ponga en peligro su vida.


El Código de Conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, en su articulo 5°, nos dice que ningún funcionario encargado de hacer cumplir la ley podrá infligir, instigar o tolerar ningún acto de tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, ni invocar la orden de un superior o circunstancias especiales,…, como justificación de la tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.


El Uso Legítimo de la Fuerza

Es el que se efectúa mediante el empleo de técnicas, tácticas, procedimientos estandarizados y métodos ajustados a los distintos niveles de fuerza que pueden ser empleados sobre las personas.

¿Cómo se debe realizar el uso de la fuerza pública?

El artículo 267 de la Ley del sistema estatal de seguridad pública, respecto al uso (legítimo) de la fuerza pública, dice que se realizará estrictamente en la medida que lo requiera el ejercicio de las funciones de los Integrantes de las Instituciones Policiales y deberá ser:


Legal

Cuando su uso es desarrollado con apego a la normatividad vigente y con respeto a los derechos humanos.


Necesaria

El principio de necesidad significa que sólo cuando sea estrictamente necesario e inevitable, los Integrantes de las Instituciones Policiales emplearán la fuerza para impedir la perturbación del orden público y restablecerlo cuando por disturbios colectivos o por actos tumultuarios que generen violencia, puedan causar daños a la integridad física de terceros o de sus propiedades o bien afectar la integridad física de los propios elementos policiales.


Proporcional


Cuando se utiliza en la magnitud, intensidad y duración necesarias para lograr el control de la situación, atendiendo al nivel de resistencia o de agresión que enfrenten los integrantes de la “corporación policíaca”.

Racional

Cuando su utilización es producto de una decisión en la que se valora el objetivo que se persigue, las circunstancias de la agresión, las características personales y capacidades tanto del sujeto a controlar como del integrante de la “corporación policíaca”.

y… Oportuno


Cuando se utiliza en el momento en que se requiere.


El Derecho a la protección del policía consigna que todo integrante de las Instituciones Policiales tiene derecho a la protección de su vida e integridad física, así como al respeto de su dignidad como ser humano y autoridad, tanto por sus superiores como por la sociedad. (Artículo 268 de la Ley del sistema estatal de seguridad pública).


Abuso de autoridad y uso ilegal de la fuerza pública

Es importante valorar en estos últimos renglones que loa servidores públicos se deben al Estado, o sea que es que les paga sus salarios y por ende son personas comprometidas con el respeto, protección y la difusión de los derechos humanos, por lo anterior, si un servidor público lleguase a incumplir con el mandato constitucional, entonces se le aplicarán sanciones más severas o agravadas.

Y esto se va a reflejar en el artículo 256 del Código Penal del Estado de Chihuahua, refiere que:

Se le impondrán de seis meses a seis años de prisión y de cien a quinientos días multa a quien en ejercicio de sus funciones o con motivo de ellas:

I. Ejerza violencia a una persona sin causa legítima, la vejare (vejar: maltratar, molestar, perseguir a alguien, perjudicare o hacerle padecer) o la insultare.

II. Use ilegalmente la fuerza pública. 

El artículo 289 del Código Penal del Estado de Chihuahua menciona que:

Se impondrán de tres a doce años de prisión y de doscientos a quinientos días multa, al servidor público que, en el ejercicio de sus atribuciones o con motivo de ellas, inflija a una persona dolores o sufrimientos físicos o psicológicos, con el fin de:

I. Obtener de ella o de un tercero información o una confesión;

II. Castigarla por un acto que haya cometido o se sospeche que ha cometido; o

III. Coaccionarla para que realice o deje de realizar una conducta determinada.

Las mismas sanciones se impondrán al servidor público que, en el ejercicio de sus atribuciones o con motivo de ellas, instigue o autorice a otro a cometer tortura, o no impida a otro su comisión; así como al particular que, instigado o autorizado por un servidor público, cometa tortura.

Artículo 291 del Código Penal del Estado de Chihuahua prescribe que el servidor público que en el ejercicio de sus funciones conozca de un hecho de tortura, está obligado a denunciarlo de inmediato; si no lo hiciere, se le impondrán de seis meses a tres años de prisión y de quince a sesenta días multa. 

Artículo 292 del Código Penal del Estado de Chihuahua consigna que no se considerarán causas excluyentes de responsabilidad del delito de tortura, el que se invoquen o existan situaciones excepcionales como inestabilidad política interna, urgencia en las investigaciones, la orden de un superior jerárquico o cualquier otra circunstancia. 


Marco Jurídico de referencia

•Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, publicada el 5 de febrero de 1917
•Ley del Sistema Estatal de Seguridad Pública, publicada en el Periódico Oficial del Estado No. 82 del 12 de octubre del 2013
•Código Penal del Estado de Chihuahua, publicado en el Periódico Oficial del Estado No. 103 del 27 de diciembre del 2006
•Código de Conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, adoptado el 17 de diciembre de 1979
•Principios básicos sobre el empleo de la fuerza y de las armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, adoptado el 7 de septiembre de 1990
•Recomendación General 12, emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos el 26 de enero de 2006
•Directiva que regula el uso legitimo de la fuerza por parte del personal del ejercito y fuerza aérea mexicanos, en cumplimiento del ejercicio de sus funciones en apoyo a las autoridades civiles y en aplicación de la ley federal de armas de fuego y explosivos, publicada en el Diario Oficial de la Federación el día 23 de abril de 2012

Entradas populares