Loading...

miércoles, 15 de febrero de 2012

TÉCNICAS DE SOMETIMIENTO Y ESPOSAMIENTO



Es un aspecto de vital importancia, que inevitablemente se debe realizar para poder llevar a cabo el aseguramiento; consiste en mostrar la identificación oficial que acredita la personalidad del Policía que ejecuta la orden judicial y/o ministerial independientemente que de manera verbal se señale dicha situación.


a) Comandos verbales. Se realizan con la finalidad de indicarle al sujeto los movimientos que debe de adoptar para poder llevar a cabo el aseguramiento de la persona y la indicación de que movimientos habrá de abstenerse, mismos que serán con voz fuerte, clara y precisa. Al mismo tiempo se le realizarán preguntas de todo tipo, con la finalidad de mantener mentalmente ocupado al sujeto; y con ello disminuir la posibilidad de que planeé algún movimiento que ponga en peligro la integridad del policía aprehensor. Es muy importante que solo uno de los Policías Federales, que están participando en la operación emita las indicaciones; ya que si hablan al mismo tiempo 2 o más agentes, producirán confusión en el sujeto.


Cuando menos dos Policías Federales deberán llevar a cabo la detención de la persona y por lo tanto el aseguramiento del sujeto, lo que se busca es que siempre exista superioridad numérica por parte de los policías aprehensores, para con ello evitar una posible agresión y brindar seguridad entre compañeros.


Se recomienda que se guarde una posición de 2 a 4 mts. de distancia para tener una mejor perspectiva del sujeto y en su caso un movimiento que pueda poner en peligro la integridad física de su compañero, poder responder oportunamente.


b) Esposamiento cuando un sujeto se encuentra de pie.


Este tipo de esposamiento, deberá realizarse cuando el sujeto se encuentra cerca de alguna superficie plana en posición vertical, como por ejemplo un muro, para que el sujeto se recargue sobre la misma con los brazos estirados hacia arriba o de manera lateral.


1.- En una primera instancia, se deberá abordar al sujeto tomando las debidas precauciones y se identificará el, o los policías que estén participando, solicitando que realice los movimientos y comandos verbales que se requieren para el aseguramiento, para que una vez que comience a realizarlos permita a otro Policía comenzar con el esposamiento, revisión y conducción.


2.- No se deberá dejar de tomar en cuenta las consideraciones antes citadas en este manual para el esposamiento. De igual forma la seguridad en todo momento se deberá aplicar.


3.- El sujeto deberá de abrir al máximo el compás de sus piernas casi al ancho de su cadera, a una distancia que permita introducir la rodilla del Policía Federal, en medio de las del sujeto, para que en caso de que éste realice un movimiento inesperado, el Policía pueda romper su equilibrio poniendo su antebrazo sobre su espalda y presionando su cadera sobre la espalda baja del sujeto, y así restarle movilidad.


4.- Una vez que el sujeto se encuentra recargado en la pared con las indicaciones antes señaladas, el policía se aproximará al sujeto del lado en el que maneje mejor su perfil siempre poniendo su pistola de lado contrario, para que no se encuentre al alcance del sujeto y sosteniendo la cadena de las esposas con el puño, como si este punto fuera la base de las mismas y en una posición que sea práctica para la colocación de los grilletes.


5.- Colocara el grillete cuando la muñeca se encuentre en la parte superior para posteriormente culminar. En el caso de que el Policía que esté llevando a cabo el esposamiento, perciba que pueda existir peligro por parte del sujeto, se tendrá que separar inmediatamente, desenfundará su arma e indicará la posición que deberá adoptar el sujeto.


CONOCIMIENTO Y MANEJO DE ARMAS.


a) Berretta 92FS


La Beretta 92FS es una arma de funcionamiento semiautomático especialmente diseñada para uso militar y policiaco.


Probada en condiciones climáticas extremas tanto en frío como en calor, polvo y humedad, demostró haber realizado más de 5000 disparos sin ningún tipo de mantenimiento.


A. MEDIDAS DE SEGURIDAD


Los diseñadores de armas de fuego, tratando de mejorar lo realizado por otras personas en la misma materia, buscan hacer de ellas utensilios seguros que inspiren confianza en el personal usuario, mediante la adaptación de un sinnúmero de dispositivos de seguridad (seguros).


La cantidad de estos dispositivos que los diseñadores y fabricantes logren colocar en su nueva creación, carece de valor si no se cuenta con la participación activa y consciente del personal usuario en la adopción de ciertas medidas de seguridad que se consideran como elementales en toda circunstancia en el manejo de las armas de fuego.


1) Al tomar el arma.


Invariablemente el arma se debe considerar cargada hasta comprobar objetivamente lo contrario.


1. Al tomar el arma, adoptar la posición de guardia alta (brazo y antebrazo formando una “V”) apuntando a zona segura, cuidando no tocar el disparador.


2. Retirar el cargador.


3. Abrir la recámara y ver que no tenga cartucho.


4. Cerrar la recamara y


5. Poner el seguro.


2) En el Stand o Campo de tiro


1. Verificar la limpieza del arma antes de pasar a la línea de tiro.


2. Verificar el funcionamiento correcto de las partes móviles.


3. Seguir las instrucciones del director de tiro.


4. No manejar el arma atrás de la línea de tiro.


5. En la línea de tiro, mantener siempre el arma apuntando hacia el parabalas en un ángulo de 45 grados.


3) Al dejar el arma.


Dejar el arma y el cargador separados.


No dejarla al alcance de cualquier persona (de preferencia en un depósito con cerradura).


b) En caso de incidente de tiro


1. No voltear el arma hacia los lados o hacia atrás.


2. Quitar el dedo del disparador.


3. Cortar las vías de alimentación (retirar el cargador).


4. Verificar el motivo de la falla (cargador mal insertado, casco atorado, cartucho defectuoso, etcétera); en caso de que la falla no pueda ser solucionada por el tirador, informar al director de tiro. Al retirarse de la línea de tiro, quitar el cargador, revisar la recámara, cerrar el arma y accionar el disparador apuntando hacia el frente. Durante el traslado, el arma se debe llevar descargada; únicamente abastecida y con el seguro colocado.


c) Fusil AK-47.


Ideada por el Ruso Mikhail Timofeyevic Kalashnikov, este fusil de asalto es el arma más difundida del mundo. En sus tres versiones principales: AK47, AKM Y AK74, desde la posguerra hasta hoy, ha estado presente en todos los conflictos bélicos, siendo el “instrumento de trabajo” preferido por los guerrilleros y terroristas.


Extraño destino el del fusil soviético de asalto Kalashnikov, con frecuencia obligado a combatir contra sí mismo, como si en el mundo no existiera otra arma que pudiera aguantar la lucha. Lo hemos visto tanto en Afganistán, en manos de los mujahidin, como en los soldados de la Armada Roja o en la Guerra del Golfo, en donde los Kalashnikov de las tropas de Saddam se oponían a las de los egipcios aliados en la operación “Tormenta del Desierto”, por no hablar de la ex Yugoslavia, en donde, en la profusión de armas de que disponen los distintos grupos en lucha, el Kalashnikov nunca falta.